Cambio Australiano

Saludos a todos!

Espero que todos hayan tenido un excelente inicio de año y que lo mejor de lo mejor venga para el 2006.

Por aquí en Sydney el inicio del año fue muy distinto a México. Empecemos que por acá tuvimos temperaturas de 45 grados, ahora comprendo a los pollos rostizados (y no por la doble pechuga!). Pero bueno, de eso ya platicare mas adelante.

– Cambio Australiano

Ahora que estuve en la queridísima tierra del nopal me percate que todo mundo habla del CAMBIO. Dice Fox que ya estuvo el CAMBIO… luego que AMLO que va por el CAMBIO… otros quesque nunca llego el CAMBIO… los medios dicen que para cuando el CAMBIO.

Pero nadie, absolutamente nadie habla del verdadero cambio que necesita el país. Y creanme que me refiero a una verdadera tragedia nacional! Ciudadanos y ciudadanas les hablo hoy del cambio cuando uno paga!!! Asi es, el también llamado “el vuelto”, “la feria”, “la morralla”, es un problema que afecta a millones y que según mis números tiene un costo para la economía mayor que la mordida (o casi casi).

Y es que por razones desconocidas en México nunca pero nunca tienen cambio. Porque no los sé. Yo me pregunto si es responsable de esto el Banco de México. Acaso los economistas mexicanos se han cuestionado esto o es que acaso las fuerzas ocultas tienen un complot en contra de México!?!?!?!

Cambio

Acaso es que Salinas se la pasa recolectando monedas de 1 y 2 pesos y las tiene acumuladas en una bodega en tepito nomás para fregarnos??

Quién esta detrás de semejante tragedia??

Y es que siempre (o casi siempre) que uno quiere pagar algo, la respuesta inmediata es… “uuuyy güero no tendrá cambio?”. Y la cuestión se pone aun más difícil cuando uno contesta que no, pues la replica es… “uuuuyyy uuuuyyy güero pues como le vamos hacer?”. Como esta eso de “como le vamos hacer”.

Ahora bien, las pregunta ética-economía es la siguiente. Quien demonios es responsable de conseguir el cambio, el consumidor o el ofertor de servicios (también llamado bolero, misceláneo, el de la papelería, tortillería, miscelánea, cuida coches, lava coches, microbusero, tapsista, fayuquero, chiclero, globero y todo lo que se les pueda ocurrir).

Y es que obviamente nadie se quiere hacer responsable de conseguir el cambio. Pues conseguir el CAMBIO en México es casi casi un milagro guadalupano.

En ocasiones me he voluntariado para ir yo a conseguir el cambio y es una verdadera peregrinación. Incluso, he tenido que comprar productos innecesarios con tal de conseguir cambio. Y lo peor es que me llevo amenazantes miradas de los tenderos quienes me han llegado a preguntar… “solo estas comprando porque quieres cambio verdaaa?”. Uff pareciera que los estoy asaltando!! Seamos sinceros todos lo hemos hecho!

Es ahí donde me pregunto si acaso hay un mercado negro de moneditas de 1 y 2 pesos, o si algún día tendremos maquinas que despachen cambio en lugar de refrescos?!?!?!?

Pero bueno, ustedes a estas alturas deberán pensar que esto solo pasa en los mal llamados “países tercermundistas”. Pues aunque no lo crean eso también pasa en Australia.

A menor medida pero el CAMBIO, es también un problema en Australia. Principalmente, cuando uno quiere hacer uso del sistema de transporte publico cangurezco. Debo aclarar que por acá no andamos montados en canguros… tenemos trenes y camiones!!

La historia es que aquí en Sydney, los chóferes de autobuses son de lo peor con eso del cambio. En los camiones ponen letreros que explícitamente explican que si no trae uno cambio mejor ni se suba!

Yo he visto de todo en ese aspecto. He visto como los chóferes no dejan subir a mucha gente sino traen la tarifa exacta! Y les vale, bajan viejitos, viejitas, estudiantes, mujeres embarazadas… bueno hasta he visto como bajan a niños teleton si no traen cambio!! Aunque Lucero llore nomás no los dejan subir!!!!

Yo desde luego no me pude excluir de tan brutal política “cambiaria” ja. Todos somos victimas de esta practica!

La historia es que un día venia regresando a mi casa. Tuve un día de esos para recordar y para variar el tren nunca pero nunca llego. Ya era tarde y la paciencia se me estaba acabando así que decidí cambiar el plan e irme en bus!

Estaba cayendo un torrencial aguacero (como diría mi abuelita) así que andaba todo mojado. Por fin llegue a la parada del camión, fue ahí donde escuche una vocecita en mi cabeza que me alerto sobre la pesadilla que venia… “uuuuy uuuuy güero como le vamos hacer”.

En eso, reaccione de inmediato y metí la mano en mis bolsillos. Para mi desgracia lo único que traía eran unas pastillas y recibos de pago (como siempre). Cheque la cartera y solo traía un billete de 10 dolarucos. Chale a ver si no me la arman!! Mojado, cansado y sin cambio… que más podría pasar?

Así pues lo único que me quedaba era hacer uso de mi tradicional carisma (sencishito y carismático!).

Me subí al camión y muy amablemente le dije al chofer: Buenas noches mi estimado conductor. Lo siento mucho pero solo traigo este billete. Lo siento mucho, replique!

Y literalmente me contesto… “pues ahora si la vas a sentir!!!”.

El maldito conductor saco su “bolsa de moneditas” y me regreso mi cambio en monedas de 10 y 20 centavos! Me volteo a ver y empezó… 10 centavos… 20 centavos… 30 centavos… (media hora después) 4 dólares… 4 dólares y 10 centavos y así siguió y siguió.

Yo estaba que lo ahorcaba! Pero me dije a mí mismo… “andale güero… si crees que las patadas de canguro duelen, esperate a las patadas de esta mula azteca!”

Así pues le deje que acabara con su performance sobre “el cambio” y después de horas finalmente termino de contar mi cambio, apilo las moneditas y me dijo: andale ya pásale… a ver si así aprendes!

Y fue ahí donde le conteste… “uuuyyyy no güero… noooo güero a mí me enseñaron en mi casa que siempre que me den el cambio lo tengo que contar… así que ahí te voy!!” ja ja ja. Así que en su carota empecé… 10 centavos… 20 centavos… 30 centavos!

Y es que lo que ustedes no saben es que aquí los camiones no pueden avanzar hasta que todos los pasajeros estén listos para la partida. Así que el “chofi” se tuvo que aguantar todo mi conteo para seguir su camino. Lo que aun es peor, yo no iba a permitir que siguiera despachando sin que terminara de contar mi cambio! Así pues el chofi recibió la rechifla de los 15 chinos que venían detrás de mí en la fila (conste que yo no quería perjudicar a nadie y mucho menos a los chinos!).

Bueno para acabar esta historia solo les platico el final. Como cereza en el helado y después de 13 minutos de conteo (obviamente yo conté más rápido que el inútil chofer!) le dije al chofi… “uuuyyy güero tenemos un problema acá!”… “no me diste bien el cambio… faltan 90 centavos!!!!”… “lo quieres contar de nuevo???” ja ja ja.

La cara del chofer la recordare por mucho tiempo!! Patada de mula azteca con gancho al hígado!

El chofer simplemente me dio mis “extra” 90 centavos y me dijo que le pasara. La batalla por el cambio había terminado!

Así pues, ya lo saben la próxima vez que los “candidatos” hablen del CAMBIO no les dé miedo pidan el verdadero cambio! Yo si fuera candidato usaría el slogan… Keri Ramírez no te da el cambio pero si te regresa tu vuelto!

Reciban un fuerte abrazo y tengan un buen fin de semana. No se queden en su casa salgan a conocer México. Y si salen lleven cambio!

Keri

PD. Este email se lo dedico al Doctor Miguel Mejia Barón de quien no me olvido que se guardo los CAMBIOS en el mundial del 94!!! Mejia Barón te guardaste los CAMBIOS!!!

Mejia Baron - Los Cambios!

This entry was posted in Aventuras en Australia. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *